Recomendaciones para dormir bien

El sueño es fundamental para todo ser humano, ya que es el tiempo donde el cuerpo descansa de todas las actividades del día.

Es importante destacar que el proceso de dormir consta de varias fases que deben cumplirse sin interrupciones.

persona-durmiendoSin embargo, existen factores que pueden impedirnos dormir adecuadamente. Es por ello, que es recomendable conocer algunos consejos que nos permitirán obtener un mayor descanso.

Lo primero que debemos hacer, si queremos evitar molestias al intentar dormir, es organizarnos bien, de manera que nos creemos un buen hábito a partir de ello.

Empezando por el dormitorio, este debe ser muy cómodo y organizado. Esto quiere decir, que debemos proporcionarle una buena ventilación y contar con un colchón de calidad.

Según http://www.saludcervicales.com, una correcta postura de nuestra columna vertebral nos ayudará a descansar mejor durante las horas de sueño, además de prevenir problemas relacionados con nuestras cervicales y espalda.

Otro dato fundamental es el horario fijo fijemos parar irnos a acostar y la hora en que vayamos a despertarnos.

Debemos dormir al menos ocho horas durante la noche. Si no nos organizamos en este punto ya podremos cumplir todos los demás que no nos será suficiente para tener descansado tanto de nuestro cuerpo como de nuestra mente.

La actividad física también es fundamental ya que nos ayudará a gastar energía y a llegar a la noche con un cansancio suficiente que nos permita dormir profundamente.

Es importante realizar los ejercicios durante el día y no antes de ir a dormir, ya que podría llegar a ser incluso un impedimento para conciliar el sueño.

Además, debemos evitar en la medida de lo posible utilizar la cama para una actividad que no sea dormir.

Por ejemplo, se desaconseja utilizar la cama como un asiento para ver la televisión o para trabajar, ya que nuestra mente dejará de asociarla como el lugar de dormir y nos costara más tiempo el conciliar el sueño.

Por último, es importante mantener una postura correcta en la cama y utilizar una vestimenta apropiada.

Todos estos factores por sí mismos no suponen una gran diferencia, pero combinados pueden ser fundamentales para mejorar nuestro descanso.

Publicidad