Acumular grasa como mecanismo de defensa

Hoy voy a dedicar un artículo a comentar un aspecto curioso del funcionamiento del organismo humano derivado de la conocida “memoria genética”. Este aspecto es acumular grasa como mecanismo de defensa frente a épocas de hambre.

Acumular grasa como mecanismo de defensa

Acumular grasa como mecanismo de defensa.

He tenido que escuchar cientos de veces a personas con sobrepeso que por más que hacen ejercicio y que han reducido el consumo de calorías al mínimo posible no consiguen perder la barriga flácida o quemar grasa.

Muchas veces el problema de estas personas viene por una dieta mal planeada para su plan de entrenamiento o por dietas excesivamente bajas en calorías (dietas hipocalóricas).

Lo primero que hay que pararse a pensar que la grasa acumulada durante años no la vamos a eliminar en uno o dos meses de dieta y ejercicio, sino que perder peso es un objetivo a largo plazo.

Cuando iniciamos una dieta baja en calorías entra en funcionamiento un mecanismo de protección heredado de nuestra “memoria genética” que interpreta la situación como una época de hambre y nuestro organismo da respuesta con varios mecanismos de defensa para ahorrar energía:

  • Disminuye el metabolismo: con esto el organismo consume reducir el consumo de energía para realizar las funciones vitales, por lo que el consumo de calorías disminuye considerablemente.
  • Aumenta la eficiencia de las reservas de energía: como consecuencia de esto, el organismo comienza a almacenar grasa y al mismo tiempo tratará de evitar consumir estas reservas de energía.

 

Como podemos ver ambos mecanismos de defensa juegan en nuestra contra a la hora de quemar grasa, por lo que recomendable es comer bien y no comer poco o hacer dietas muy bajas en calorías.

Publicidad